Menú de contenidos

Informe de gestión y rendición pública de cuentas 2020

La rendición de cuentas es un proceso sistemático y continuo. Más que un procedimiento administrativo, es un mandato cívico y ético. Informar es trasparentar y la clave del trabajo responsable es la comunicación permanente sobre las actividades que realiza la institución y los recursos que administra.

Los sistemas democráticos son dinámicos, se encuentran en permanente evolución y adaptación. Por tanto, constituye un deber realizar una gestión institucional a partir del trabajo con la ciudadanía en un proceso de retroalimentación permanente que permita  renovar los canales de información, para una adecuada canalización de necesidades y demandas ciudadanas.

Es así que la rendición de cuentas por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE) fue organizada sobre la base de una metodología compuesta por fases secuenciales, cuyo objetivo se centró en evaluar la gestión institucional otorgando un papel protagónico a la ciudadanía, ya que el acceso a la información es un derecho ciudadano y como institución se debe cumplir este mandato.