Menú de contenidos

En un día, el Sereci entregó 113 certificados de nacimiento gratuitos a las y los afectados por el deslizamiento en La Paz

May 6, 2019 | Institucional

El Servicio de Registro Cívico (Sereci), dependiente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), entregó este lunes 6 de mayo 113 certificados de nacimiento a las personas afectadas por el deslizamiento de los barrios San Jorge Kantutani, Inmaculada Concepción y 14 de Septiembre. La entrega continuará este martes 7 de mayo.
El punto de atención se instaló a las 8:00 y atendió durante ocho horas. La mañana de este lunes se prestó el servicio con prioridad a las personas comprendidas entre 0 y 18 años, cuyos padres hicieron el trámite; por la tarde se extendió los certificados a todas las personas mayores de edad.

Se instaló dos equipos biométricos que sirvieron para atender a las personas evacuadas a las carpas, quienes además de obtener el duplicado de sus certificados de nacimiento, lograron sanear sus registros, en los casos que así lo requieran.

“Voy a recuperar mi certificado de nacimiento”

Esteban Yujra bordea los 70 años de edad y camina por la cancha Fígaro con la ayuda de un bastón. Este lunes 6 de mayo fue la primera persona que hizo fila en el punto de atención que instaló el Sereci.

“Ahora voy a recuperar mi certificado (de nacimiento). Nos han comunicado que solo necesitamos el carné (de identidad). Tengo ese documento”, dice don Esteban mientras muestra su documento de identidad.

El martes 30 de abril, don Esteban salió al seguro de salud después de las 14:00, cuando los noticieros del mediodía ya informaron sobre el primer deslizamiento; sin embargo, no se imaginó que alcanzaría la vivienda alquilada que ocupaban él y su hija.

“He vuelto como a las cuatro y media, pero solo para ver caer (mi casa). Yo pensé que era solo esa parte de abajo que ya estaba desde el sábado. Yo les he dicho (a la Policía): ‘Déjenme entrar, quiero sacar mis cositas…’. Mis documentos hemos salvado porque estaban en una mochila de cargar, ahí lo he guardado, solo eso me lo he recogido”, recuerda mientras se le hace inevitable llorar.

Lastimosamente, entre los documentos que don Esteban pudo salvar no estaba su certificado de nacimiento, porque “todo ocurrió en un segundo, así como en una película”, cuenta.

sreci_lapaz_060519_3

* La atención durante la mañana de este lunes fue prioritaria para personas entre 0 y 18 años y mujeres mayores de edad. 

“Mi hija ya está debidamente documentada”

Rolando Muñoz espera en la fila con su hija Isabela, de un año y ocho meses, aún en brazos. Simplemente no puede creerlo: su casa todavía cuelga del talud que se formó tras el deslizamiento.

A Rolando no le dejan volver a su domicilio ni siquiera a sacar los documentos de identidad, por el peligro que representa la estructura de la vivienda.

“Yo necesito el certificado de nacimiento, por lo menos para ella (su hija), para sacar sus documentos como el AVC, para su seguro médico. Todo se ha quedado allá, mi certificado también y los necesitamos para hacer diversos trámites”, cuenta.

“Solo me han pedido mi carné de identidad como padre de la niña. Ella recibió su certificado de manera gratuita, no nos han cobrado ni un solo centavo, más bien ha sido ágil la atención y estoy agradecido con ellos (registradores)”, expresa después de ser atendido en el punto de atención.

El día del deslizamiento Rolando solo atinó a tomar a su hija en brazos y salir de la vivienda que alquilaba junto a su esposa, quien en ese momento se encontraba fuera de casa. Su vivienda estaba a tres cuadras de área principal afectada; sin embargo, el deslizamiento comenzó a avanzar poco a poco, por lo que no tuvo más que evacuarla. “Lo hemos perdido todo, los únicos que hemos salido somos ella y yo. Poco a poco estamos recuperando los documentos”, menciona.

“(Mi hija) ya tiene su certificado de nacimiento y su carné, ya está debidamente documentada. Ahora voy a empezar a hacer sus trámites”.

sreci_lapaz_060519_4* El punto de registro de ubicó en la Cancha Fígaro, en La Paz. 

Lidia Yujra Vargas

Lidia Yujra aún llora al recordar que lo perdió todo. Tras la reunión en el colegio de sus hijas, a quienes fue a recoger, retornó a su barrio solo para ver cómo el deslizamiento arrastraba su vivienda. “Me he quedado parada, sin nada, solo con las mochilas de mis hijas”, cuenta.

Ella, al igual que otros vecinos que fueron evacuados a toda prisa de las viviendas, no pudo recuperar nada de su casa, ni siquiera los documentos de identidad necesarios para cualquier trámite.

“Los certificados (de nacimiento) ya me han dado; la anterior semana también los carnés de mis hijas. Eso ya recuperé”, cuenta.

Lidia afirma que las familias pasan muchas necesidades en las carpas que se instalaron en el lugar. Los documentos que perdieron no son solo de identificación, sino también de salud, como radiografías que ahora necesitan para continuar sus tratamientos.