CORTE NACIONAL ELECTORAL

AREA DE EDUCACIÓN CIUDADANA

DOCUMENTO DE INFORMACIÓN PÚBLICA No. 2

Referéndum 2004

 Programa Nacional de Educación Ciudadana

Para Vivir en Democracia 2004-2006

Estrategia Nacional de Comunicación, Información y Capacitación

Presentación

 

En el Referéndum del próximo 18 de Julio, cada uno de los bolivianos y bolivianas tomará una decisión muy importante para el país. Hasta hoy, las decisiones sobre temas públicos eran tomadas exclusivamente por las autoridades de gobierno, por los representantes nacionales (senadores y diputados) y por las autoridades locales (alcaldes y concejales). Sin embargo, de ahora en adelante, también los ciudadanos tendremos la oportunidad de decidir, de manera directa, sobre temas que nos interesan a todos. El referéndum, por tanto, es el primer paso que damos para ampliar y consolidar nuestra democracia.

 

El Referéndum o consulta popular es un mecanismo democrático que sirve para que, mediante el voto, una comunidad tome una decisión muchas veces compleja y controversial. Como es natural, hay temas tan importantes para una nación, que generan posiciones distintas y discrepantes. Cuando ello ocurre, es necesario encontrar una vía democrática y pacífica para resolver las diferencias. Y la mejor manera de lograrlo es dejar que la decisión la tome, directamente, la ciudadanía. En eso consiste, en gran parte, la Democracia.  

 

El Referéndum, por tanto, significa optar por el camino de la unidad; el camino del diálogo y la tolerancia; el de la búsqueda del bien común, que son valores de la Democracia. El Referéndum significa, por eso, utilizar un mecanismo de consulta ciudadana que puede despejar los fantasmas del conflicto y la desunión.

 

En la actualidad, el Referéndum es utilizado en muchos países del mundo. En América Latina, cada vez más naciones recurren a este mecanismo para mejorar la calidad de la Democracia. Por eso, el mundo entero y, sobre todo, América Latina, tienen puesta la mirada en Bolivia. Como ha ocurrido en otros momentos históricos, los bolivianos y bolivianas tenemos la oportunidad de demostrar nuestra profunda vocación democrática.

 

Estamos, entonces, ante una responsabilidad muy grande, pues el 18 de Julio, frente a la papeleta de votación, luego de realizar un examen de conciencia, cada ciudadano responderá las cinco preguntas del Referéndum y, de esa manera, escribirá una parte de la historia de Bolivia. Por eso es imprescindible que nuestra decisión, sea cual fuere, sea producto de la información, de la reflexión, de la discusión seria y responsable. Sólo así, libres de presiones de cualquier índole, la decisión que tomemos en el Referéndum será plenamente democrática.

 

El Organismo Electoral tiene una doble misión. Por un lado, garantizar la administración absolutamente imparcial del Referéndum. Y, por otro, informar a toda la ciudadanía en qué consiste el Referéndum, cuál es su importancia, cuál es el procedimiento para participar y cuáles son las preguntas planteadas en la consulta.

 

En ese sentido, como parte de la Estrategia Nacional de Comunicación, Capacitación e Información Referéndum 2004, el objetivo de este Documento de Información Pública No. 2 es brindar información específica sobre el Referéndum como instrumento de democracia directa y, además, dar a conocer a la ciudadanía cómo será la papeleta de votación que se utilizará el próximo domingo 18 de julio.

 

La CNE invoca a la ciudadanía, a los medios de comunicación, a las organizaciones sociales y a las instituciones representativas de la sociedad, a hacer efectivo su compromiso con la democracia, replicando y socializando esta información desde sus ámbitos de acción y alcance territorial para posibilitar el ejercicio del derecho ciudadano a emitir su decisión.

 


 

I. Los desafíos de nuestra democracia…

 

¿Por qué los bolivianos hemos escogido vivir en Democracia?

 

Porque la Democracia es un sistema de gobierno que se basa en la búsqueda del bien común. Según el significado original de la palabra, la Demo-Cracia es el gobierno del pueblo, de la mayoría y, supone, por ello, la igualdad de derechos entre todos los ciudadanos (a diferencia de lo que sucede en la monarquía, que es el gobierno de uno; y de la aristocracia, que es el gobierno de pocos). En una Democracia, la soberanía –es decir, la máxima autoridad-- radica en el pueblo.

 

La Democracia necesita de reglas y procedimientos que garanticen la participación efectiva de la mayoría en la búsqueda del bien común. Por eso la Democracia es, además, la forma más legítima de resolver problemas y diferencias.

 

Pero la Democracia es también la búsqueda constante de principios y valores como la equidad, la libertad y la tolerancia, por eso, también es un ideal al que las sociedades buscan acercarse a lo largo de su historia.

 

¿Cómo ha sido la historia de nuestra Democracia?

 

Desde que Bolivia se fundó como República, nuestra Democracia ha cambiado mucho. En un principio, sólo un reducido grupo de personas tenía derecho a participar en la vida democrática. En las elecciones, por ejemplo, existía el voto calificado, es decir que no podían votar los indígenas, las mujeres ni las personas que no tenían una renta fija. ¿Por qué? Porque se consideraba que no todos debían tener los mismos derechos.

 

¿Qué es el voto universal?

 

En Democracia, la participación de los ciudadanos se expresa a través del voto. Mediante el voto elegimos a los representantes que consideramos más idóneos para gobernar, administrar y legislar el país. El voto universal es el reconocimiento de que todos los ciudadanos pueden ejercer su derecho a elegir.

 

¿Desde cuándo existe el voto universal en Bolivia?

 

Como resultado de la Revolución de 1952, en las Elecciones Generales de 1956 pudieron votar, por primera vez, los indígenas, las mujeres y los analfabetos porque se estableció el voto universal. Ese fue un paso importante, pues permitió ampliar considerablemente la participación de la ciudadanía en los procesos democráticos. Sin embargo, esta conquista no fue suficiente para garantizar la continuidad de la Democracia. Recién en 1982, luego de una época inestable y sombría, los bolivianos y bolivianas pudimos empezar a construir un régimen democrático estable.

 

¿Cuáles han sido los principales avances de la Democracia boliviana desde 1982?

 

Durante las últimas dos décadas, las instituciones y la sociedad boliviana han dado señales contundentes de su apuesta por la democracia como régimen político. Por ello, desde 1982 se han celebrado 5 elecciones generales para designar presidentes y representantes nacionales y 7 elecciones municipales para designar alcaldes y concejales.

 

Para garantizar la conducción imparcial y transparente de los procesos electorales, y como parte del proceso de reforma político institucional en el país, desde principios de los años 90 se cuenta con una Corte Nacional Electoral y Cortes Departamentales Electorales autónomas e independientes, esto es, libres de cualquier presión partidaria.

 

Posteriormente, en el marco de la reforma constitucional, se amplió la participación política con la inclusión de los diputados uninominales. Esta reforma se introdujo para que los ciudadanos elijan directamente por mayoría simple de votos y en circunscripciones uninominales a los candidatos más idóneos de su barrio o región para ser representados en el parlamento nacional.

 

De igual manera, en 1999, el Congreso Nacional aprobó, luego de un largo proceso de discusión, la Ley de Partidos Políticos y se promulgó el Código Electoral.

 

 

¿Por qué sigue siendo necesario mejorar nuestra democracia?

 

Los avances efectuados en democracia desde 1982 fueron importantes. Sin embargo, ahora le toca a nuestra democracia consolidarse no sólo como sistema de gobierno sino como una forma de vida de todos los bolivianos y bolivianas. Para ello es necesario ampliar la participación política de la ciudadanía, generar nuevos espacios de diálogo y deliberación conjunta y crear nuevos mecanismos de decisión directa sobre la administración y destino del país.

 

 

¿Qué es la democracia directa?

 

La democracia directa es una forma de organización del régimen político a través del cual los ciudadanos y ciudadanas ejercen su poder discutiendo y acordando sin intermediarios sobre los asuntos públicos de interés general.

 

¿Cuál es la diferencia entre Democracia Representativa y Democracia Directa?

 

En un régimen de democracia representativa, los ciudadanos y ciudadanas eligen y sustituyen periódicamente a representantes que temporalmente deciden por ellos sobre los temas de interés público y asuntos del Estado. 

 

A través de la democracia directa es el pueblo, el soberano, el que decide directamente, sin intermediarios, sobre los temas de interés nacional, y sobre el gobierno y las políticas públicas. 

 

¿Para qué  hemos incorporado la Democracia Directa en la Constitución Política del Estado?

 

Como todos sabemos, la reforma a la Constitución Política del Estado de Febrero de 2004, ha incorporado dos mecanismos de democracia directa a la vida política del país: la Iniciativa Legislativa Ciudadana y el Referéndum.

 

Estas instituciones democráticas fueron introducidas para ampliar la participación de los bolivianos y bolivianas en la toma de decisiones públicas; para remediar la crisis de representatividad y mejorar la calidad de la representación política; y para fortalecer la credibilidad en nuestras instituciones democráticas.

 

 

¿Cuáles son los beneficios de la Democracia Directa?

 

La Democracia Representativa y la Democracia Directa no son incompatibles. Por el contrario, la Democracia Directa complementa y amplía el funcionamiento de la Democracia Representativa, pues abre nuevos espacios de participación ciudadana, fomentando la democracia participativa, incrementando la participación popular en la toma de decisiones, fortaleciendo al sistema democrático, generando espacios de debate público y de información ciudadana y, lo que es más importante, mejorando la gobernabilidad y la convivencia nacional.

 

 

II. Referéndum es democracia directa

 

¿Qué es un Referéndum?

 

El Referéndum es un mecanismo democrático de consulta a la ciudadanía. Su objetivo es que los ciudadanos tomen decisiones de interés público mediante el voto universal y secreto. Las decisiones se toman respondiendo a una o varias preguntas planteadas en la papeleta de votación. Los ciudadanos pueden responder SI o NO a cada pregunta o pueden optar por no responderlas. El voto de cada ciudadano cuenta y, luego del cómputo general, lo que dice la mayoría es respetado por todos.

 

¿Por qué el Referéndum es Democracia Directa?

 

 

 

¿Por qué es importante el Referéndum?

 

Porque es una forma democrática de tomar decisiones complejas y difíciles. La Democracia no sólo es acuerdo, sino también discrepancia. El Referéndum es una de las herramientas con las que cuenta la Democracia para resolver las diferencias de manera equitativa, libre y tolerante.

 

¿Cuál es el principio que da validez a un Referéndum?

 

Los países democráticos del mundo se rigen por el principio de soberanía popular. Ello quiere decir que el pueblo es la máxima autoridad. Bajo ese principio, el Referéndum es un mecanismo democrático que se sustenta en la soberanía popular para que la población tome directamente una decisión colectiva.

 

¿Cómo se vota en un Referéndum?

 

Como sucede en las elecciones generales y municipales, cada ciudadano, en secreto, marca una opción y emite su voto. La gran diferencia es que esta vez se debe decir SI o NO a las preguntas sobre algún tema de interés general. El próximo 18 de Julio decidiremos sobre la política energética del país.

 

¿En qué se diferencia el Referéndum de las Elecciones Generales o Municipales?

 

Las diferencias entre las Elecciones y el Referéndum sirven para entender mejor la naturaleza de la consulta popular. Veamos el siguiente cuadro.

 

 

Diferencias entre Elecciones y Referéndum

Elecciones Generales o Municipales

Referéndum

 

En las Elecciones los ciudadanos eligen representantes. Es decir que depositan su confianza en candidatos y en partidos políticos que se encargan de gobernar y administrar el país.

 

En el Referéndum la ciudadanía toma una decisión; es decir que dice SI o NO a una o varias preguntas que se formulan en la papeleta de votación.

Los representantes elegidos tienen un mandato fijo: los presidentes gobiernan cinco años; los senadores y diputados legislan cinco años; los alcaldes administran los municipios durante cinco años.

 

 

Las decisiones que se toman en un referéndum no tienen un período de vigencia limitado. Por el contrario, son decisiones que pueden afectar de manera determinante el futuro de nuestra nación.

Cuando los ciudadanos eligen representantes, delegan en ellos la facultad de tomar decisiones. Por sus ideas, sus programas o sus cualidades los ciudadanos les encomiendan la delicada misión de decidir por ellos.

En un referéndum se toma una decisión de manera directa. Es decir, que la ciudadanía no delega esa responsabilidad a ningún representante. Cada ciudadano, luego de informarse y de realizar un examen de conciencia, toma la decisión que cree más conveniente.

Los protagonistas de una Elección son los partidos políticos y, a partir de la Reforma Constitucional de 2004, las agrupaciones ciudadanas y pueblos indígenas, que ponen en juego sus ideas para conseguir la preferencia de los ciudadanos.

 

 

Los protagonistas del Referéndum son cada uno de los ciudadanos que forman parte de una nación. Los partidos, las organizaciones sociales y las instituciones quedan en un segundo plano pues cada ciudadano debe tomar la decisión que crea conveniente, luego de informarse y reflexionar.

En una Elección General o Municipal diversos programas de gobierno y candidaturas compiten para ser favorecidos por la preferencia ciudadana del electorado.

 

 

En el Referéndum el objetivo es tomar una decisión. El Referéndum no es una contienda y, por ello, cada ciudadano debe tener la posibilidad de tomar su decisión libremente y sin condicionamientos.

Cuando los ciudadanos eligen representantes, depositan en ellos su confianza. Si su labor es deficiente, se critica su desempeño o, en la próxima elección, se decide reemplazarlos.

 

 

En el Referéndum son los ciudadanos quienes toman la decisión y, por tanto, los únicos responsables de los efectos que tenga esta decisión.

En la campaña para las elecciones los diferentes contendientes utilizan diversos recursos para convencer a los ciudadanos; por ejemplo, ofrecen programas, hacen promesas y realizan propaganda.

 

 

En un Referéndum lo que se necesita es principalmente información: los ciudadanos tienen el derecho de acceder a información veraz sobre el mecanismo de consulta y, además, sobre el tema en consulta. Para tomar una decisión es imprescindible que los ciudadanos sepan cuáles son las consecuencias de decir SI o de decir NO.

 

¿Cuáles son las condiciones necesarias para que un Referéndum tenga éxito?

 

 

 

 

 

 

III. El 18 de julio…

 

¿Por qué el 18 de julio de 2004 será un día histórico para nuestro país?

 

Porque, después de 71 años, vamos a participar en un Referéndum; es decir, que el 18 de Julio todos los bolivianos y bolivianas tomaremos, de manera directa, una decisión muy importante para el país.

 

¿Por qué se ha convocado el Referéndum 2004?

 

El Referéndum es una herramienta democrática que sirve para tomar decisiones difíciles y solucionar nuestros conflictos de manera pacífica. Los bolivianos y bolivianas hemos decidido resolver en paz nuestras diferencias.

 

¿Cómo ha sido convocado el Referéndum 2004?

 

El Referéndum 2004 ha sido convocado por el poder Ejecutivo mediante el Decreto Supremo 27449, del 13 de abril de 2004, sustentado legalmente en el parágrafo I, inciso a), del artículo 23 del Pacto de San José de Costa Rica o Convención Americana sobre Derechos Humanos, que dice lo siguiente: “todos los ciudadanos deben gozar de los siguientes derechos y oportunidades: participar en la dirección de los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes libremente elegidos”. Este pacto internacional con carácter de ley fue suscrito por Bolivia y los países latinoamericanos en 1969.

 

 

¿Es conveniente tomar decisiones sobre temas complicados mediante el Referéndum?

 

Sí. Precisamente, son las decisiones más complejas y difíciles las que deben ser sometidas a consulta popular. La experiencia nos enseña que los países han utilizado el Referéndum para tomar decisiones sobre temas tan delicados y complejos como el aborto, la adopción de la moneda común europea, la cesión de soberanía, la legalización de las drogas, la energía nuclear, la realización de asambleas constituyentes, modificaciones a la Constitución, derogación de Leyes, etc.

 

¿Todos los ciudadanos están en capacidad de tomar decisiones en el Referéndum 2004?

 

Sí. Sólo es necesario que los ciudadanos accedan a información de calidad y que no sean sometidos a ningún tipo de presión por parte de sectores interesados en una u otra opción.

 

Para responder a las cinco preguntas planteadas por el Poder Ejecutivo en el Referéndum 2004, es necesario que todos los ciudadanos tengan acceso libre a la siguiente información:

 

 

 

 

Es imprescindible que esa información sea imparcial y veraz.

 

¿Los analfabetos pueden participar en el Referéndum?

 

Sí. La Corte Nacional Electoral (CNE) ha diseñado una papeleta que permite identificar de manera gráfica las opciones por el SI y por el NO. Como se ha señalado, con información suficiente, y con medios adecuados, todos los ciudadanos pueden tomar una decisión por más compleja que ésta sea.

 

¿Por qué debemos participar en el Referéndum?

 

Porque es necesario que todos los bolivianos y bolivianas tomemos una decisión sobre el tema de la política energética. El Referéndum es el único camino para tomar esa decisión de manera democrática. Participar en el Referéndum significa optar por el diálogo y alejar los fantasmas de la desunión.

 

¿Cómo debemos participar en el Referéndum 2004?

 

Para participar en el Referéndum es necesario:

 

 

¿Cómo se vota en el Referéndum 2004?

 

En el Referéndum 2004 responderemos a CINCO preguntas referidas a la política energética del país. Cada una de las preguntas es independiente. Podemos responder SI o NO a cada una de las preguntas. Eso significa que cada pregunta puede ser respondida SI o NO. Dejada sin respuesta (se contará en blanco) o anulada (se contará nulo).

 

¿Quiénes son los encargados de organizar la votación el día del Referéndum?

 

Más de 20 mil mesas de votación, ubicadas en los recintos electorales de los nueve departamentos del país, funcionarán gracias a los Jurados Electorales. Para el Referéndum se designarán 5 miembros titulares y tres suplentes. Lo que quiere decir que más de 160 mil ciudadanos serán designados por sorteo como Jurados Electorales y en sus manos estará la garantía de transparencia y confiabilidad en la votación y sus resultados.

 

Los Jurados Electorales son las máximas autoridades electorales el día del Referéndum. Ellos son los encargados de abrir las mesas, de organizar la votación y de realizar el escrutinio y el cómputo de los votos de cada mesa.

 

¿Cómo se cuentan los votos?

 

Una vez finalizada la votación, los Jurados Electorales realizan el escrutinio y el cómputo de los votos. Cuando terminan su labor, entregan el acta a los notarios electorales y éstos son los encargados de llevar las actas a las Cortes Departamentales. En acto público, las actas son computadas en las Cortes Departamentales. Una vez finalizado el cómputo en cada departamento, se envía a la Corte Nacional Electoral que realizará el cómputo a nivel nacional. 

 

¿Cuándo sabremos los resultados del Referéndum?

 

La resolución oficial de la Corte Nacional Electoral (CNE) haciendo conocer el resultado del Referéndum 2004 se publicará hasta el miércoles 4 de agosto de 2004.

 

¿Cuándo es Referéndum 2004?

 

El Referéndum 2004 se realizará el domingo 18 de julio. Ese día, como cuando participamos en Elecciones, acudiremos a tomar nuestra decisión mediante voto universal, libre y secreto.

 


Inscríbete para ser parte del Referéndum

 

La inscripción o reinscripción es un acto personal. El ciudadano o ciudadana debe realizarla en la Notaria Electoral más próxima a su domicilio.

 

Para su inscripción, los ciudadanos y ciudadanas deben presentar uno de los documentos de identificación autorizados por ley: Cédula de identidad, RUN, Libreta de Servicio Militar o Pasaporte.

 

Los Jueces Electorales podrán solicitar al Notario la verificación de las partidas inscritas, para ver si han sido correctamente procesadas.

 

¿Quiénes DEBEN inscribirse?

 

Deben inscribirse los ciudadanos bolivianos y bolivianas mayores de 18 años que no se hubieran inscrito anteriormente. También deben hacerlo los que cumplan 18 años hasta el domingo 18 de julio de 2004.

La inscripción es optativa para ciudadanos mayores de setenta años.

Las cédulas de identidad caducas son validas para la inscripción, pues sólo se trata de probar la identidad del ciudadano o ciudadana.

 

¿Quiénes DEBEN reinscribirse?

 

Todo ciudadano o ciudadana que cambie de domicilio está obligado a reinscribirse y dar parte de la nueva residencia al Notario Electoral más cercano a su nueva dirección domiciliaria.

 

 

CORTES DEPARTAMENTALES ELECTORALES

 

LA PAZ – SALA MURILLO

2316626 – 2337446 – 2363046

LA PAZ – SALA PROVINCIAS

2423037 – 2421018

CHUQUISACA

6453631 – 6451279

ORURO

5257258 – 5257944

POTOSI

6242298 – 6242399

COCHABAMBA

4248813 – 4282153

TARIJA

6633555 – 6644039

SANTA CRUZ

3340812 – 3365070

 

Elaboración y producción:

 

Servicio de Información Pública del Area de Educación Ciudadana de la Corte Nacional Electoral.

 

Av. Arce 2985. Teléfono (591-2) 2431102, Fax (591-2) 2432741.

 

www.cne.org.bo